Dona
Modo Vivo
Dona

Vida adulta y
envejecimiento

Todas las personas tenemos un ciclo vital. En el caso de las personas con autismo, la acumulación progresiva de cambios en el tiempo se une a barreras que pueden dificultar un envejecimiento activo.

Algunas de ellas pueden ser:

  • Falta de conocimiento sobre los cambios en las manifestaciones del trastorno con la edad y las necesidades de las personas con TEA en procesos de envejecimiento. 
  • Falta de recursos especializados de apoyo en todos los ámbitos.
  • Cambios en la salud tanto a nivel físico, cognitivo o emocional. 
  • Efectos secundarios provocados por tratamientos farmacológicos prolongados
  • Debilidad y vulnerabilidad económica
  • Cambios en las principales personas responsables del cuidado y apoyo en los núcleos familiares 
  • Falta de opciones de vivienda ajustadas a sus necesidades e intereses.
  • Falta de opciones de ocio ajustadas a sus necesidades e intereses.
  • La discriminación por edad unida a la visión proteccionista y negativa sobre las capacidades de las personas con TEA y que limita las oportunidades de disfrutar de un envejecimiento activo.
  • La inflexibilidad de los recursos y de las figuras de protección existentes (por ejemplo, a nivel jurídico), que no responden a la enorme heterogeneidad que caracteriza a las personas con TEA.

El trastorno del espectro del autismo acompaña a la persona durante toda la vida. Sin embargo, las manifestaciones del trastorno, las necesidades y los intereses de las personas van cambiando con la edad. A pesar de ello, existe poca investigación sobre la situación de los hombres y las mujeres con TEA en edad adulta y en proceso de envejecimiento. Los mayores esfuerzos en investigación se han centrado en las etapas infantiles y juveniles del desarrollo. 

La investigación disponible refleja que las personas con TEA en edad adulta se enfrentan a barreras que pueden dificultar un envejecimiento activo, entendido como un proceso que persigue optimizar oportunidades en salud, participación y seguridad con el fin de mejorar el bienestar a medida que las personas envejecen.

Las personas con TEA en edad adulta se enfrentan a barreras que pueden dificultar un envejecimiento activo, entendido como un proceso que persigue optimizar oportunidades en salud, participación y seguridad con el fin de mejorar el bienestar a medida que envejecen.
Mujer adulta con TEA trabajando

Para que las personas con TEA puedan disfrutar de una vida adulta y de un proceso de envejecimiento satisfactorio se debe: 

Aumentar el conocimiento sobre:

  • la interacción de los procesos de envejecimiento y las características propias de los TEA, así como las implicaciones que pueden tener en la vida de la persona. 
  • los apoyos y las buenas prácticas que favorezcan el envejecimiento activo de las personas con TEA.

Promover el desarrollo de apoyos específicos en relación con todos los ámbitos, como pueden ser:

  • apoyos específicos de vigilancia de la salud, programas preventivos y de hábitos de vida saludables, etc.;
  • recursos y servicios de apoyo para garantizar lo seguridad económica de las personas con TEA;
  • medidas que aseguren que la persona pueda elegir el modo de vida, lugar y personas con las que convivir;
  • opciones de ocio ajustadas a las necesidades e intereses de las personas con TEA en edad adulta, y
  • apoyos específicos para las familias en esta etapa de la vida.
DONA a Autismo España

Y tú, ¿qué puedes hacer?

Ayúdanos con tu donación a investigar sobre el ciclo de vida completo y el proceso de envejecimiento de las personas con autismo.
¿Quieres donar?
Hay muchas formas de colaborar con Autismo España para mejorar la calidad de vida de las personas con autismo. Elige si quieres hacerlo como particular o como empresa.