Dona
Modo Vivo
Compartir

Publicado el informe del Sistema Nacional de Salud que actualiza la evidencia disponible sobre detección, diagnóstico y abordaje del autismo

microsoftteams-image_31

Desarrollar un documento de síntesis de la literatura científica que identifique, evalúe y resuma la mejor evidencia disponible referente a la prevalencia, detección, diagnóstico y abordaje del trastorno del espectro del autismo (TEA) para facilitar la toma de decisiones en los servicios de salud. Este es el objetivo principal del Informe de Evaluación de Tecnologías Sanitarias que acaba de publicar OSTEBA (Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, perteneciente al Departamento de Salud del Gobierno Vasco) bajo el título “Trastornos del espectro autista: evidencia científica sobre la detección, el diagnóstico y el tratamiento”.  

El informe actualiza y amplía las recomendaciones de la Guía de práctica clínica para el manejo del TEA en atención primaria, publicada en 2009 en el marco de las Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud. 

Este informe, que ha contado con la revisión de Ruth Vidriales como directora técnica de Autismo España y representante de las organizaciones vinculadas al TEA, actualiza la evidencia disponible sobre la calidad y la eficacia de los instrumentos de detección y diagnóstico de este trastorno, y sobre los mejores enfoques para su abordaje, integral y coordinado, desde el Sistema Nacional de Salud.  

Concretamente, para elaborar la publicación se ha revisado y evaluado la calidad de la evidencia científica extraída de diversas publicaciones (guías de práctica clínica, revisiones sistemáticas, metaanálisis, etc.) en relación a: 

  • La prevalencia del TEA 

  • los instrumentos y estrategias actuales empleados en la detección del trastorno 

  • los instrumentos y estrategias actuales que se aplican en el diagnóstico  

  • los beneficios y riesgos de las diferentes opciones terapéuticas para el manejo del TEA. 

Así, entre las principales conclusiones de este informe, destacan las siguientes:  

  • Se recomienda utilizar los criterios establecidos en los sistemas de clasificación DSM 5 y CIE-11, como herramienta para la confirmación diagnóstica.   

  • El tratamiento farmacológico no debe considerarse de forma aislada, sino en un marco de intervención individualizada y multidisciplinar en el que se contemplen las necesidades globales (educativas, comunicativas, sociales, etc.) de la persona. 

  • No es posible hacer recomendaciones generalizadas respecto a intervenciones no farmacológicas, ya que la evidencia disponible sobre ellas es baja y de limitada calidad. Es necesario incrementar la investigación para identificar las intervenciones más efectivas y a los grupos de personas que pueden beneficiarse en mayor medida de las mismas (edades, etc.). 

  • Es necesario potenciar el reconocimiento de los factores sociales y el papel activo de las personas con autismo y sus familiares en la detección, diagnóstico y tratamiento del TEA.  

  • El impacto del TEA en la persona que lo presenta, su familia y la sociedad en general es sustancial, pero puede reducirse si se ofrece una detección y un diagnóstico temprano y un tratamiento efectivo, basado en la evidencia.  

El informe “Trastornos del Espectro Autista: evidencia científica sobre la detección, el diagnóstico y el tratamiento” ha sido realizado en el marco de la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para el desarrollo de actividades del Plan anual de trabajo de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones del SNS, aprobado en el Pleno del Consejo Interterritorial del SNS de 15 de noviembre de 2018. Está disponible para su consulta aquí.

 

 

 

¿Quieres donar?
Hay muchas formas de colaborar con Autismo España para mejorar la calidad de vida de las personas con autismo. Elige si quieres hacerlo como particular o como empresa.