Colabora
Modo Vivo
Compartir
28.07.2021 Tal Como Somos

“Es muy fácil ayudar a una persona con autismo, simplemente con un poco de interés, comprensión e información sobre este trastorno”.

talcomosomos

Desde Autismo España insistimos en que el conocimiento genera comprensión y respeto. Por eso nos esforzamos cada día por dar a conocer el trastorno del especto del autismo (TEA), sus características y manifestaciones, para conseguir generar empatía hacia las personas con TEA y sus familias. Y es que, como señala Eva en este testimonio para Tal como somos, es muy fácil ayudar a una persona con autismo, “simplemente con un poco de interés, comprensión e información sobre este trastorno”. 

Eva es madre de Javier, un niño con TEA de 12 años que ha viajado por primera vez en avión este año, y que ha podido tener una experiencia enriquecedora gracias a la colaboración de AENA, con quien Autismo España está trabajando en un protocolo que mejore la experiencia de los viajeros y viajeras con TEA. Compartimos a continuación su testimonio.

Testimonio de Eva

Soy Eva, mama de un niño con autismo de 12 años. Con este testimonio quiero hacer hincapié en lo fácil que podemos ayudar a una persona con autismo simplemente con un poco de interés, comprensión e información sobre este trastorno. Cuando la familia dijo que, después de este año de pandemia sin poder vernos, nos merecíamos un viaje al Caribe todos juntos, me pareció una gran idea; había mucha ilusión por estar todos juntos en ese entorno maravilloso. La tormenta en mi cabeza vino cuando empecé a reflexionar sobre lo que sería para mi hijo, con hipersensibilidad acústica y poca paciencia para las esperas, ir a un aeropuerto por primera vez, facturar, pasar por todos los controles, megafonía, colas… Iba a ser una tortura para él pasar por todo eso y, además, sumarle que era la primera vez que volaba (no sabía cómo iba a reaccionar con ruido de despegue, ni cómo aguantaría las 8 horas del vuelo etc…).

Por suerte me puse en contacto con AENA y pude explicarles mi situación. Hemos encontrado a unas personas implicadas, con ganas de aprender y ayudar como debería ser en el resto de situaciones con las que nos encontramos en el día a día. Han conseguido con su ayuda e implicación que el viaje de Javier haya sido una experiencia enriquecedora y otra barrera que hemos roto, abriendo un mundo de posibilidades para nosotros. Por suerte, hay cada vez más concienciación sobre este trastorno invisible a ojos de los demás, que hace que padres y niños nos sintamos juzgados.

Espero y deseo que, con este testimonio, mucha más gente se implique y vea que, solo con un mínimo esfuerzo, como no poner la música alta, tocar menos el claxon o dejar pasar en turno a una persona con autismo, solo con estos gestos que no cuestan nada, estamos ayudando mucho a muchas familias.

Eva

¿Quieres donar?
Hay muchas formas de colaborar con Autismo España para mejorar la calidad de vida de las personas con autismo. ¡Súmate!