Notas de prensa

Documento de Posionamiento: Autismo España se posiciona de nuevo en contra de las malas prácticas realizadas en el estudio que vinculaba la vacuna triple vírica con el autismo

Autismo EspañaMadrid21/09/2015

Archivado en:
  • No existe ninguna relación probada entre la vacunación triple vírica y el desarrollo de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA).                 

Tal y como ya han puesto de manifiesto la investigación y la justicia, el doctor Andrew Wakefield, principal autor de la hipótesis que vinculaba la vacuna triple vírica y el autismo, jugó con la salud de doce niños con fines lucrativos, manipulando los datos que avalaban sus afirmaciones.

El fraudulento estudio realizado por el doctor inglés Andrew Wakefield, y publicado por el diario médico The Lancet en 1998 (el cual posteriormente se retractó por dicha publicación y la retiró de la revista), que sugería la existencia de una relación causal entre la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) y el desarrollo del autismo en los niños a los que se les había suministrado, se desarrolló basado en intereses económicos.

Según destaca la revista British Medical Journal (BMJ) que publicó las principales conclusiones de una larga investigación sobre este fraude, el estudio del doctor inglés provocó el pánico entre muchos padres que no sabían si vacunar o no a sus hijos de la vacuna triple vírica, surgiendo incluso movimientos antivacunación.

En su día, fue suficientemente demostrado que Wakefield alteró los datos de los pacientes para que coincidieran con los resultados que buscaba. Además, los niños seleccionados para dicha investigación, provenían de familias asociadas a grupos antivacunas, y su financiación provenía de un grupo de abogados cuyo objetivo principal era demandar posteriormente a las farmacéuticas fabricantes de la vacuna.

Posteriores investigaciones dejaron al descubierto que los datos divulgados en The Lancet  por Wakefield eran falsos, y que la triple vírica nada tiene que ver con el autismo. Este hecho provocó la inmediata retirada del artículo de la revista científica y  que el Consejo General Médico del Reino Unido retirase la licencia para ejercer la medicina a este facultativo.

Autismo España apoya que, como ha puesto en evidencia la investigación científica, no existe ninguna relación probada entre la vacunación con la triple vírica y el desarrollo de los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA). Por lo tanto, tampoco existen razones para que la población infantil no reciba esta vacuna, argumentándose esa supuesta relación.  

Más información en: http://www.bmj.com/content/342/bmj.c7452

Imagen de arey

Amparo Rey

PRENSA Autismo EspañaT:+34 656 18 61 08
   +34 91 591 34 09

 

Noticias